2012/12/07

La Casa Encendida cumple años

Cola para entrar a una de las actividades del Décimo aniversario de La Casa Encendida

Pantha du Prince

Es difícil que una institución cultural se convierta en un lugar de encuentro más que de visita, de disfrute más que de paso, pero eso es lo que es La Casa Encendida, todo eso y más. He de reconocer que no visito La Casa desde sus comienzos pero sí desde hace ya unos cuantos años y, en todo este tiempo, he creado un lazo de unión con ella que difícilmente he conseguido con otros recintos culturales, ya sea porque es menos rígida, porque siempre te la encuentras llena de gente de todas las edades e intereses y porque entre sus paredes se desarrollan tal cantidad de actividades y eventos que es muy difícil poder definir qué es, aunque lo más acertado es su nombre, que creo que define bastante bien a ese espacio que está dentro del Eje Cultural madrileño y que no me canso de recomendar a la gente que viene de visita: Es una CASA, como todas las casas ha necesitado tiempo para ir cogiendo su propia identidad y, si bien en un comienzo era mucho más experimental (no digo que ahora no lo sea) que ahora, en la actualidad el abanico de actividades y la oferta cultural es tan completa que, por una razón o por otra, es imposible rendirse a sus encantos.

Si buscas nuevas tendencias y apuestas por jóvenes artistas, tienes tu hueco, si buscas formación en nuevas tecnologías, buscas talleres de solidaridad o sostenibilidad, donde se reciclan el material promocional que hacen y lo ponen a la venta allí mismo, si buscas un sitio con actividades para los más pequeños o simplemente quieres asistir a sesiones de cine o música a un precio accesible y todo ello sin prejuicios, tu lugar está en la casa.

Me resulta difícil hablar de La Casa Encendida sin hablar de la gente que trabaja en ella: vigilantes de seguridad que no te persiguen y si te tienen que llamar la atención lo hacen educadamente, personal de información que siempre tiene la sonrisa en la boca o la atención que se recibe por redes sociales son sólo un pequeño ejemplo de lo que allí se vive y respira desde primera hora de la mañana. Por eso creo que lo mejor que podéis hacer para vivir un poquito más de lo que fue #lacasacumple10 es visitar el blog de La Casa y seguirlo para disfrutar de una y mil cosas que allí se programan.

4 comentarios:

Carol dijo...

A mí también me encanta la Casa encendida, es como comentas un lugar donde te sientes cómoda, que puedes ir a tu aire, ver las exposiciones con calma, pasar las horas que te apetezca en la terraza, te sientes realmente como en casa, el nombre le va que ni pintado. Por ponerle una pega se la pongo a sus actividades, aún no he podido ir ni a un solo concierto, por ejemplo, ya que las colas son siempre de miedo y se agota todo en segundos, aunque claro, lo que para mí es un inconveniente, significa que la Casa Encendida va de maravilla, lo que por otro lado es genial. Bsos

Ros dijo...

si que es verdad, es agota todo en nada, las veces que hemos ido hemos tenido que estar en la venta anticipada a las 10.00 dando a comprar rápido o volaban!!!

Duczen dijo...

Coincido al 100%. Además conozco La Casa Encendida por ti, cosa que la hace aún mejor. ¿Pero seré pelota?
:)

Ros dijo...

muy pelota :)))))))