Mostrando entradas con la etiqueta TEatro Español. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta TEatro Español. Mostrar todas las entradas

2013/05/22

La Chunga - Teatro Español

El pasado domingo fuimos a disfrutar de La Chunga en el Teatro Español. Sabíamos que la historia iba a ser dura pero también sabíamos que nos iba a gustar y así fue.

La Chunga es una historia de Mario Vargas Llosa, que personalmente no es santo de mi devoción pero algunos de sus libros si que me han hecho reír y me han gustado por lo que esta historia me llamaba la atención y, además, tenía ganas de ver a Aitana Sánchez Gijón en teatro, junto a actores como Tomás Pozzi, Asier Etxeandia, Jorge y Rulo Pardo e Irene Escolar.

La Chunga es la historia de una mujer, Meche, que un día visita junto a su novio, Josefino, el bar de La Chunga y, al día siguiente, se esfuma de la faz de la tierra. Las historias que cada uno de los que estaban en el bar esa noche al respecto de la desaparición y la negativa rotunda de La Chunga a desvelar qué paso, crean esta historia que va ganando en intensidad según avanza la obra.

Quizá no sea la mejor obra que hemos visto pero ver una obra así es muy positivo y necesario: una buena historia (aunque a mi me rascaba algo el lenguaje, a medias entre el español y el peruano que no me terminó de convencer), unos actores estupendos que logran meterte en la historia y pasarlo mal en varios momentos. Además una escenografía bastante más elaborada de lo que viene siendo habitual en los últimos tiempos (ya, ya sé que es la crisis) y una iluminación muy acertada en cada momento hicieron que el resultado de la obra fuera positivo con creces. Si me apuras, hasta el programa de mano no parecía del Teatro Español (que suele caracterizarse por hacer programas pequeños y tirando a poca cosa), con su diseño, su papel de calidad con mayor gramaje del habitual y un tamaño que no hace que te dejes los ojos al verlo.

Me gustó la obra y me gustó como lo hicieron ellos, no acabo de entender esa manía de elegir a Irene Escolar como mujer fatal (ya lo hicieron en De Ratones y Hombres) y ahora aquí porque a mi no me da el perfil pero vaya usted a saber el por qué la muchacha está de moda ahora mismo teniendo a tantas otras actrices con más experiencia, tablas y voz que ella para hacer los papeles que ella consigue. Para compensar, Aitana Sánchez Gijón está estupenda, creo que puede hacer cualquier papel que se proponga. La escuché esta semana que decía en una entrevista con Gemma Nierga que ella ya no contaba con el cine para trabajar. Lamento mucho que esto ocurra pero espero que el teatro la ofrezca más papeles, el de La Chunga lo borda, se come a Irene Escolar con patatas. 

Asier Etxeandía es el más protagonista de los actores y, como suele ser habitual, borda el papel, no se le pueden poner pegas a ese personaje chulesco que provoca pero en el fondo quiere cambiar de vida. Jorge y Rulo Pardo son de esos actores que, sin hacer ruido, van haciendo papeles que aprecias más según pasa el tiempo y sales de la obra, estupendos ambos en dos papeles tan diferentes que eran el contrapunto al de Tomás Pozzi,  cuyo personaje busca llamar la atención a través del histrionismo, cosa que consigue a la perfección.

La Chunga estará en el Teatro Español hasta el próximo 16 de junio, si hace buen tiempo es una cita perfecta vas al teatro y luego te tomas unas cañas por Santa Ana.

2013/03/15

Teatro Español - Dos sedes, dos obras

Antígona en Matadero

A cielo abierto en el Teatro Español

Es que los meses se pasan que es una barbaridad de rápido y no da tiempo de dedicarle al blog el tiempo que necesita y el retorno está siendo ahí constante pero tranquilito. Hemos visitado las dos sedes del Teatro Español para ver dos obras muy diferentes entre sí.

Por una parte en Matadero, Antígona, en la versión que Rubén Ochandiano y Carlos Dórrego dirigen de la obra de Jean Anouilh. Una Antígona atemporal donde, ante una situación crítica,  una persona decide plantar cara al poder establecido y donde vemos también la presencia de elementos del teatro del absurdo que realzan el histrionismo en algunos momentos de la obra. Los actores muy bien oyes, a excepción de Ochandiano, que no es que lo haga mal, que es que no entiendo que haga de un rey mayor y que el personaje como que no le pega, a mi personalmente no me gustó. El resto si, me gustaron sobre todo Nawja Nimri y Nico Romero.

Por otra parte, en Teatro Español, A Cielo Abierto. ¿por qué? porque si salen Jose María Pou (que además dirige la obra) y Nathalie Poza difícilmente podría ser mala. Y así es, ellos dos se dan una paliza durante unas dos horas y media en la que, partiendo de problemas personales se habla de problemas sociales. La historia de amor entre los protagonistas pasó por varias fases y Tom Sergeant (Jose María Pou) quiere intentar volver de nuevo con su antigua amante. El engaño, la culpabilidad, el amor y los objetivos personales de cada uno hacen que el primer y apasionado encuentro de lugar a una profunda discusión.  Si David Hare es uno de los autores más representativos de la dramaturgia inglesa junto a Harold Pinter y Tom Stoppard, me alegro mucho de que José María Pou la haya vuelto a traer por segunda vez a los escenarios y que nos haya permitido disfrutarla porque si de los otros dos autores han sido varias las obras representadas cada año, de este señor no y la experiencia ha sido muy interesante. 

2012/04/26

'TIS PITY SHE`S A WHORE - Cheek by Jowl - Matadero



Como casi todos los años por estas fechas, Chekk By Jowl se ha acercado hasta España. Como casi siempre también, el destino elegido ha sido Las Naves del Español. Conocí a este grupo teatral gracias a La Mujer Tirita y desde entonces nos apuntamos a todas las representaciones que pasan por aquí. Hasta ahora habíamos visto siempre clásicos muy clásicos con una puesta en escena muy dinámica (si se van de gira por Europa digo yo que habrán aprendido ya que menos es más) y que además deja siempre muy buen sabor de boca.

Ellos actúan en inglés, y como después de 15 minutos prestando atención, yo personalmente no entiendo nada, ayudan mucho los letreros que poner superpuestos para poder seguir la obra.

Esta es la primera vez que no hacen una obra clásica, aunque el corte de la misma sí lo sea, ni una puesta en escena clásica pero vanguardista a la vez. En esta ocasión, la habitación de una de las protagonistas sirve como núcleo de la acción, transformándose si es necesario, en otros ambientes que derivan al espectador a otros momentos y emociones. La historia si que es clásica aunque sea de John Ford y nos lleva a un drama familiar de incestos, engaños, traiciones y muertes, lo normal en estos casos vaya.

Dos horas de buen espectáculo que ellos consiguen realizar de manera que salgas encantada y con ganas de más. Solamente el comienzo, con baile y música, ya te anima a entrar en la acción, una historia de la que no puedes escapar.

Nos queda esperar a la próxima.

2012/04/18

De Ratones y Hombres - Teatro Español


El pasado día día 11 tuve la suerte de poder asistir al ensayo general de "De Ratones y Hombres", obra del Premio Nóbel John Steinbeck que en esta ocasión ha montado Kamikaze Producciones y que ha dirigido Miguel Arco. Pudimos ir al estreno gracias a un concurso que realizó en Facebook Teatrorama. La obra, que dura dos horas aproximadamente, es dura como todo el mundo habrá supuesto si ya ha visto alguna otra adaptación o si ha visto la película protagonizada por John Malkovich y Gary Sinise. La obra es una maravilla. La puesta en escena cuidada hasta el más mínimo detalle, (superfan de la iluminación en cada momento), la versatilidad del escenario para que los propios actores cambien la disposición de los elementos y así no haga falta el hacer cambios ni bajar telón, o el vestuario de los actores, todo está cuidado hasta el más mínimo detalle.

En cuanto a los actores, es increíble como han creado todos y cada uno de sus personajes. El más reconocido hasta el momento ha sido Roberto Álamo en su papel de Lennie. Lo clava, es tan creíble el personaje que no te planificas que sea algo no real. Personalmente, el personaje que más me gustó fue el de Fernando Cayo (George). Te lleva por donde él quiere y sientes exactamente lo que él quiere que sientas. La única que me resultó un poco rara fue Irene Escolar, pero no diría que lo hizo mal, simplemente que no me acostumbro a su entonación. Claro que así empecé con Alberto SanJuan y ahora no puedo con él. 

Total, que quizás no sea lo más reconfortante para ver ahora, en plena crisis económica, pero si te gusta emocionarte en el teatro y vivir sensaciones, no te puedes perder "De Ratones y Hombres". 

La obra estará en cartel hasta el 27 de mayo y los martes y los miércoles es día del espectador. Más información aquí.

2010/10/28

Todos eran mis hijos - Teatro Español


Aviso desde ya que esta será una entrada caótica en la que se mezclará impresión de la obra con percepciones personales acerca del autor, los actores y el propio escenario en que se desarrolla la misma.
El martes acudimos a ver "Todos eran mis hijos" de Arthur Miller. La verdad es que tenía un prejuicio enorme desde que vi colgado por las farolas de Madrid el cartel con Fran Perea en él. Que sí, que estaba también Carlos Hipólito, pero Fran Perea me estaba echando para atrás.

Para atrás me echaba también la última experiencia en el Teatro Español viendo una obra de Arthur Miller, en este caso la más famosa: "Muerte de un Viajante", que no se puede decir que fuera mala pero después de un largo día y con una duración y puesta en escena oscura, como requiere el texto, se hizo muy difícil de llevar, es de las pocas veces que casi me quedo dormida en el teatro la verdad, y no suelo yo dormirme cuando he pagado por algo.

El caso es que finalmente asistimos con la esperanza de que en esta ocasión la crítica al "American Way of Life" fuera más ligero (ya de por sí la obra duraba sólo 1 hora y 35 minutos) y respaldada además por las estupendas críticas que había sobre ella.

Nada más entrar en el teatro era inevitable pensar en el pobre Manuel Alexandre que apenas hacía dos semanas presidía el escenario que tantas veces le vió actuar pero esta vez para una despedida eterna. Una vez dentro desfile de famosos y babeo por mi parte al ver entrar a Alberto San Juan más delgado y guapo que nunca: afeitado y muchas canas (ayomá que rico).

Una vez que bajan las luces y comienza la obra comienza la magia del espectáculo en vivo: teatro, puro teatro. La historia comienza ligera, fácil, tipica escena costumbrista de la América de la posguerra de la II Guerra Mundial. Una familia recibe la visita de una joven y este hecho los revoluciona. Es como en Pleasantville: tanta felicidad da miedo y esconde algo. Ese algo se da desvelando a lo largo de la obra y gracias a un ritmo ligero.

El trabajo de los actores es estupendo. Fran Perea te hace maldecir el haber tenido prejuicios acerca de su trabajo porque el papel lo hace totalmente creíble y sencillo; el papel que tiene es el que es y es lo que le tocaba hacer. Manuela Velasco consigue que vivas el papel de Ann, ex novia que pasa página y que está dispuesta a ser feliz a pesar de todo lo que le ha pasado en la vida. Pero este trabajo correcto no hace nada más que acompañar al resto del elenco. Desde María Isasi, la estupenda hija de Marisa Paredes que sencillamente borda su papel a Gloria Muñoz, estupenda en el papel de Kate Keller, perfecta en su papel de ilusa mujer de empresario pero que en el fondo sabe todo y controla todo. Normalmente te asombras cuando ves que alguien hace un papel estupendamente pero es que lo de esta señora es sencillamente perfecto, te mete en la obra. De Carlos Hipólito no hay nada nuevo que decir; da igual lo que haga, da igual lo que diga, Carlos Hipólito hace contigo lo que quiere y en esta ocasión no iba a ser menos. Una obra estupenda de principo a fin.

En "Todos eran mis hijos" pasarás de la risa al llanto literalmente. Reirás y llorarás y te verás transportada a otra época, esa época en la que las mujeres llevaban vestidos con cancán y cinturones muy ajustados en la cintura. En la época en la que había bailes ... esa época en la que, acercándose estas fechas, la gente se preparaba para ver "!Qué bello es vivir!" Esa época que ya sólo se ve en las películas que ya no echan por la tele. Ha sido todo un placer volver a ver algo del Sr. Miller en un escenario y ver de nuevo la crítica al sistema que ya se hacía hace tantos años. En estos momentos los temas  que trata: la no asumpción de responsabilidades,  la mentira y los fraudes empresariales, desgraciadamente, están de plena actualidad.